OVIEDO, 4 (EUROPA PRESS)

La Agencia Estatal de Meteorología prevé para mañana, domingo, día 4 de mayo de 2024 en Asturias cielos nubosos o cubiertos con nubes de evolución en las horas centrales. Brumas y posibles nieblas dispersas en la Cordillera. Precipitaciones débiles y moderadas generalizadas que podrían ser localmente fuertes en el extremo occidental e ir acompañadas de tormentas ocasionales y de granizo menudo de forma dispersa.

Temperaturas mínimas en descenso, más acusado en la mitad occidental y que se esperan al final del día. Temperaturas máximas en descenso en el litoral y con cambios ligeros en el resto. Posibilidad de alguna helada débil y dispersa en cumbres de la Cordillera. Vientos moderados de suroeste, con intervalos fuertes y rachas muy fuertes en zonas altas de la Cordillera occidental durante la mañana, que girarán a oeste y noroeste por la tarde.

Leer más:  El Ayuntamiento de Argüelles está contratando la obra de saneamiento en La Cuesta, Pumares, La Belga Baja y Fuentespino

En cuanto a las temperaturas en las principales ciudades de la región, Oviedo registrará una mínima de 15 grados y una máxima de 9; en Gijón se oscilará entre la mínima de 11 y la máxima de 17, y Avilés entre una mínima de 10 y una máxima de 17.

En el mar, viento oeste de Cabo Bustos suroeste 4 a 6 rolando a noroeste 4 a 6 al avanzar la tarde y tendiendo a Variable 1 a 4 a partir de la noche. Marejada o fuerte marejada tendiendo a marejadilla o rizada a partir de la noche. Este de Cabo Bustos: Variable 1 a 5. Rizada o marejadilla. Al avanzar la tarde, ocasionalmente noroeste 5 o 6 y marejada o localmente fuerte marejada. Ambas zonas: Mar de fondo del oeste o noroeste de 1 a 2 metros. Aguaceros ocasionales y localmente regular.

Leer más:  El Principado debe declarar un proyecto de interés estratégico regional en un plazo de tres meses

- Te recomendamos -
Artículo anteriorEl programa “Gimnasia en los parques” tendrá una edición adicional organizada por el Ayuntamiento
Artículo siguienteIniciativa pol Asturianu ve en el anuncio de Barbón una oportunidad para alcanzar un consenso sobre la oficialidad