SANTIAGO DE COMPOSTELA/OVIEDO, 22 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Diputación, Valentín González Formoso, ha recibido esta tarde en el pazo provincial al presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, que se encuentra estos días en Galicia. Con él ha debatido lo que califican como «los retos comunes» de las dos comunidades.

Entre esos retos han citado la lucha contra la despoblación, las mejoras en las conexiones ferroviarias y los problemas de la energía.

«Asturias es una comunidad hermana, vecina, que afronta unos retos similares a los de los gallegos y que pueden tener solución si todos los que tenemos algo que aportar a la sociedad, que nos preocupamos por el bienestar de los vecinos y vecinas, trabajamos en red», ha iniciado Formoso su intervención.

Una red, remarcan en un comunicado, «muy necesaria» cuando se habla de la zona del noroeste peninsular por ser «una región que tiene demandas conjuntas, tanto en el ámbito de la financiación autonómica como en el ámbito energético», haciendo hincapié en las «necesidades en infraestructuras para conectarnos con Europa en el ámbito ferroviario, principalmente y, concretamente, el corredor de Portugal».

Formoso y Barbón han abordado también el escenario energético actual, respecto a lo que el presidente de la Diputación destacó el papel de «liderazgo» de Galicia y Asturias como «parte de la solución que España y Europa necesitan».

Barbón, por su parte, también ha abordado el reto de la sustitución de las fuentes de energía tradicionales. «Tenemos la necesidad de afrontar una transición energética justa, en primer lugar, con los territorios y, en segundo lugar, con las necesidades que tenemos en estos momentos», ha apuntado.

Unas circunstancias que, han advertido, empeoran con la llegada del invierno y, sobre todo, con los precios. «Se acerca el invierno y es una situación preocupante», ha afirmado Barbón.

Otro de los retos que se ha puesto sobre la mesa es el envejecimiento de la población. Barbón ha comentado que en Asturias hay apuesta «muy fuerte por ver cómo son capaces de fomentar la natalidad teniendo en cuenta el elevado desfase entre nacimientos y defunciones». Una población, añadió el presidente asturiano, que «vive más sobre todo gracias a las políticas sanitarias y al crecimiento del Estado de Bienestar».


- Te recomendamos -