Ignacio Blanco aprovecha la sesión para despedirse del resto de diputados

OVIEDO, 23 (EUROPA PRESS)

El portavoz de Vox en la Junta General del Principado de Asturias, Ignacio Blanco, ha cargado este viernes contra el gobierno asturiano presidido por el socialista Adrián Barbón. Le ha tildado de “presidente de la decepción” y le ha acusado de incumplir sus promesas.

Blanco ha defendido en el parlamento asturiano una enmienda de totalidad al proyecto de ley del Principado de Asturias de presupuestos generales para 2022. Ha sido en una sesión en la que también han pedido la devolución de las cuentas PP, Ciudadanos y Foro Asturias.

En su discurso, Blanco, que ha anunciado estos días que dejará la política y ha aprovechado la sesión para despedirse del resto de diputados, ha cargado contra Barbón y su gobierno y ha incidido en que ha incumplido cinco importantes promesas que realizó. Se ha referido a los compromisos de creación de empleo de calidad, los de impulso de una industria competitiva, el refuerzo de servicios públicos, la defensa de la igualdad y la diversidad o afrontar el reto demográfico.

Según el representante de Vox, lejos de cumplir esos compromisos, el Gobierno asturiano lo que ha hecho es empeorar las cosas. A su juicio, Asturias necesita un cambio real y no es el que propone el PSOE.

Ha criticado Blanco unas cuentas que “dedican más recursos a la llingua que a indemnizar a los ganaderos por daños de fauna salvaje”. Según el portavoz de Vox, resulta incomprensible que el Gobierno “presuma” de gastar más, cuando lo que debería hacer es gastar de forma más eficiente. “Se puede hacer más con menos”, ha señalado, recordando que las cuentas contemplan un incremento de 1.500 millones respecto a las de 2019.

Pero además, Blanco ha cargado contra el proyecto presupuestario porque lo considera “antidemocrático”, dado que el Gobierno socialista no ha querido negociar con Vox ninguno de sus aspectos. Ha acusado al PSOE de “negar la palabra” a los miles de votantes de Vox.

En materia de ingresos, el portavoz de Vox ha considerado “incomprensible” que el Ejecutivo asturiano no haya deflactado tramos del IRPF de acuerdo a la inflación. Ha acusado a los gobernantes asturianos de elevar el presupuesto regional a cuenta de recaudar impuestos. “No han hecho ninguna concesión a la ciudadanía”, ha dicho, afeando al Gobierno que contemple ingresar 47 millones de euros, por ejemplo, en un impuesto que se carga a los asturianos en el pago de electricidad.


- Te recomendamos -