OVIEDO, 29 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno asturiano, el socialista Adrián Barbón ha garantizado este jueves que el Ejecutivo regional no va a estar en campaña electoral en los próximos meses y que seguirá trabajando en defensa de los intereses de Asturias. “El Gobierno de Asturias no está para campañas, sino para dar soluciones a los problemas”, ha dicho.

Barbón se ha pronunciado en estos términos en una rueda de prensa que ha ofrecido para hacer balance del año 2020. “Quien quiera hacer campaña, que la haga”, ha dicho.

Preguntado sobre las críticas del candidato del PP en las próximas elecciones autonómicas, Diego Canga, por la intervención de Barbón en un acto de la asociación Compromiso XXI, el socialista ha respondido que no las puede juzgar porque no las ha escuchado. Ha dicho que para preparar su intervención no hay pensado para nada en “el candidato que Madrid hay impuesto al PP de Asturias”, en alusión a Canga.

Barbón ha dicho que hablar mal de Asturias es contribuir a su deterioro y ha afirmado que los datos “oficiales” del Principado están mejorando. Por ejemplo, ha explicado que el número de personas que está trabajando a día de hoy es mayor que el que había hace un año.

Además, es menor el número de parados, ha comentado, al tiempo que ha subrayado que el crecimiento del PIB en 2021 fue del 5,53%, mayor que el de otras comunidades autónomas.

Barbón ha destacado que su gobierno trabaja desde el “diálogo” y el “acuerdo” y que no buscan los enfrentamientos. Así, ha resaltado la importancia de la colaboración regiones vecinas, como Galicia o Cantabria, aunque sean de gobiernos de distinto signo político.

Para el presidente asturiano el reto demográfico “es el gran reto de nuestro tiempo”. Ha explicado que el saldo vegetativo en Asturias es negativo desde 1985 y que para afrontar este problema hay que poner en marcha diferentes políticas. En este punto ha resaltado el dictamen sobre el reto demográfico acordado en la Junta General del Principado de Asturias (JGPA). No obstante, ha dicho ser “realista” y ha comentado que para luchar contra el reto demográfico se requiere de un tramo temporal entre diez o quince años para revertir la tendencia.

Cuando ha sido preguntado por si consideraba que había hecho algo mal, Barbón ha reconocido que una de las cuestiones de las que se arrepiente es no haber detectado antes el problema que supone la “excesiva burocracia” y los “burócratas”.

PRESUPUESTO

Por último, Barbón se ha referido al debate final sobre el proyecto de presupuestos para 2023 que tendrá lugar este viernes en el parlamento asturiano. Ha reclamado responsabilidad a los grupos, ha agradecido a los parlamentarios que apoyen la ley y ha sido crítico con quienes se opongan.

“Todo partido que intente bloquear que Asturias tenga unos presupuestos de casi 6.000 millones de euros estará renunciando a ser opción de gobierno”, ha advertido.


- Te recomendamos -