Imagen de archivo de Rosario Areces.
Imagen de archivo de Rosario Areces.

El arte asturiano se despidió esta semana de una de sus grandes representantes, Rosario Areces. La pintora ovetense fallecía a la edad de 93 años, con una larga trayectoria a sus espaldas y consiguiendo la Medalla de Asturias en 2004 gracias a su contribución artística a la cultura del Principado.

La pintura de vanguardia del siglo XX en Asturias no podría entenderse sin una Rosario Areces, que se coronaba fuera de las fronteras españolas, gracias a su impresionante forma de describir el alma de una pintura sin igual. La ovetense que hasta hace escasos años seguía exponiendo, ha permitido mostrar el gran potencial de los artistas asturianos a lo largo de todo el mundo.

Asimismo, gran parte de su producción artística la realizó en tierras francesas, donde pudo impresionar los lugares mágicos de la Costa Azul.


- Te recomendamos -