OVIEDO, 8 (EUROPA PRESS)

Un hombre acusado de almacenar más de 400 vídeos de pornografía infantil ha reconocido los hechos y ha admitido la pena de 4 meses de prisión y la condena de 1 año de libertad vigilada y la inhabilitación para desempeñar cualquier oficio, profesión o actividad, pagados o no, que conlleven un contacto regular y directo con menores durante 4 años. La vista oral estaba señalada para este jueves en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial, con sede en Oviedo, según ha informado la Fiscalía.

El acusado, tal y como ha reconocido, según los hechos que sostenía el Ministerio Público, almacenaba en su ordenador, que tenía en su domicilio en el concejo de Ribera de Arriba, 418 vídeos con imágenes de menores de edad con contenido pornográfico explícito.

Leer más:  El HUCA está enseñando braquiterapia a tres oncólogos y una radiofísica de Indonesia para tratar tumores

Además, en una tarjeta SD, los agentes del Cuerpo Nacional de Policía que realizaron en octubre de 2022 el registro en su domicilio por orden judicial hallaron hasta 28 vídeos con contenido pornográfico infantil. En su teléfono móvil también se encontró material similar. Todo este contenido era almacenado por el propio acusado, sin que conste que lo distribuyera a terceros.

Los hechos fueron considerados constitutivos de un delito de tenencia y uso de pornografía infantil del artículo 189.5 y 192.1 y 3, párrafo segundo, del Código Penal.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorDetenido en Asturias por tráfico de drogas
Artículo siguientePodemos propondrá medidas más estrictas en el Pleno para luchar contra la contaminación en la ciudad