OVIEDO, 24 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Industria, Empleo y Promoción Económica, a través del Instituto de Desarrollo Económico del Principado (Idepa), ha puesto en marcha en colaboración con la Federación Asturiana de Empresarios (FADE) la Oficina de Crecimiento y Consolidación Empresarial, un nuevo servicio de apoyo a las pymes y microempresas regionales.

El consejero, Enrique Fernández, y la presidenta de FADE, María Calvo, han presentado este martes este nuevo servicio, en un acto al que también han asistido el director general de Industria, Juan Carlos Aguilera, y Eva Pando, directora general del Idepa, organismo que aportará 100.000 euros anuales para financiar los gastos de funcionamiento de la oficina.

Este servicio nace con la vocación de facilitar procesos de concentración e impulsar la competitividad del tejido empresarial asturiano mediante la promoción de acuerdos, alianzas o mecanismos de colaboración que permitan a las empresas alcanzar mayor tamaño. FADE se encargará de su gestión y su actividad se articulará a través de tres departamentos.

El primero es el Observatorio de Competitividad y Conocimiento Empresarial, dedicado al estudio de la competitividad de las empresas y los factores que pueden facilitar el desarrollo de su potencial de crecimiento. En segundo lugar, el Servicio de Fomento y Apoyo al Crecimiento de Empresas, orientado a respaldar a las empresas en sus proyectos de desarrollo e identificar sociedades con potencial de crecimiento; y en tercer lugar el Servicio de Fomento y Apoyo a la Transmisión, Relevo Generacional y Relanzamiento de Empresas Familiares, cuyo objetivo es dar continuidad a pymes y facilitar procesos ordenados de relevo generacional.

Enrique Fernández ha señalado que la creación de la oficina pone de manifiesto que el empresariado y la Administración autonómica comparten un mismo objetivo, la necesidad de acompañar y apoyar a las empresas en sus procesos de crecimiento y consolidación. “Cuanto más sólidas y competitivas sean nuestras compañías, más resiliente y competitiva será la comunidad”, ha valorado.

En este sentido, ha explicado que esta nueva herramienta ayudará a atajar el déficit histórico que supone el escaso tamaño del tejido empresarial. El 96,31% de las firmas asturianas son microempresas, es decir, que o no tienen trabajadores o cuentan con una plantilla de uno a nueve empleados. “Esta realidad no es exclusiva de Asturias, sino común al conjunto de comunidades autónomas”, ha precisado el titular de Industria.


- Te recomendamos -