AVILÉS, 25 (EUROPA PRESS)

El secretario general de Infraestructuras del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Xavier Flores, ha indicado que las obras para la integración del ferrocarril en Avilés, que incluyen el soterramiento de 460 metros de vías entre el paso a nivel de Larrañaga y la pasarela de acceso al Niemeyer –conocida como La Grapa–, podrían comenzar en 2025 o 2026.

Ministerio, Principado y Ayuntamiento han presentado este viernes el estudio informativo de la integración, que supone el inicio del procedimiento administrativo para unas obras que tendrán un presupuesto de 204 millones y que se desarrollarán en dos tramos, el exterior –desde Villalegre a la nueva Estación Intermodal, que se situará a la entrada de la villa, a la altura del viejo matadero– y el tramo urbano, que abarcará hasta la actual estación.

Una vez presentado el plan, que en los próximos días se sacará a información pública, vendrá la valoración ambiental, que previsiblemente abarcará 2023 para pasar posteriormente a la fase de licitación. El Ministerio contempla que, si todo sigue los plazos previstos, en dos años y medio podrían tener sobre la mesa el proyecto constructivo y las obras, que durarían entre 24 y 32 meses, comenzarían en 2025 o 2026.

«Todo tendrá que definirlo el proyecto y los técnicos», ha explicado Fortes, que ha presentado el estudio en un acto en el Ayuntamiento junto al consejero de Medio Rural y Cohesión Territorial, Alejandro Calvo; la alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín; y el director general de Planificación y Evaluación de la Red Ferroviaria, Casimiro Iglesias, que se ha encargado de desgranar un proyecto que suprimirá los cuatro pasos a nivel que existen en el casco urbano.

Al acto también han asistido la delegada del Gobierno, Delia Losa, el viceconsejero de Infraestructuras, Jorge García, además de concejales del equipo de Gobierno y de la oposición, lo que da cuenta de la importancia de un proyecto que marcará el futuro de la movilidad en la ciudad y que ha estado condicionado, además de por la situación presupuestaría, por las características del entorno, en pleno tramo urbano y con colectores, ríos canalizados y la propia Ría lindando las vías.

La nueva Estación Intermodal integrará autobuses y ferrocarriles y permitirá la posibilidad de acoger trenes de alta velocidad. Así, se duplicarán las vías para mantener el tráfico de pasajeros y de mercancías, mientras que la actual estación acogerá solo Cercanías y su actual paso a nivel pasará a estar soterrado.

El consejero Alejandro Calvo ha destacado el «paso decisivo» para la transformación de la ciudad y para «cerrar la herida hacia la Ría» de una ciudad «con personalidad propia y que es la puerta hacia el Occidente de Asturias». Por otro lado, la alcaldesa ha indicado que supondrá la «integración real y efectiva entre la Ría y la ciudad, un lugar que fue sacrificado por la industrialización», además de permitir integrar el Parque Científico en la trama urbana.


- Te recomendamos -