Imagen de recurso de una librería. EFE
Imagen de recurso de una librería. EFE

Semana triste en la capital ovetense. Uno de los tradicionales, de los de toda la vida, Luis Fernando Muñoz, dueño de la librería y el quiosco El Carmen fallecía dejando un legado sin igual en un Oviedo más cultural gracias a figuras como esta. Sus familiares, amigos y allegados eran sorprendidos con el triste desenlace que deja huérfana a una de las ciudades de lectura por antonomasia de la geografía española.

Luis Fernando Muñoz era un librero de toda la vida, cercano, respetuoso, atento y eso lo percibía cada cliente a la entrada a su templo, la librería El Carmen en la calle Pérez de la Sala, donde se podían obtener los ejemplares más preciados para los amantes de la lectura tradicional, de papel, tinta y manta…

Oviedo no será lo mismo, al igual que una librería que llora por los cuatro costados de una perdida irreparable e inconfundible, la de Don Luis Fernando Muñoz.


- Te recomendamos -