Casi un mes y medio sin rastro de Sandra Bermejo, la psicóloga madrileña residente en la ciudad gijonesa desde hacía un par de años y a la que se le perdió la pista en la zona de Cabo Peñas el 8 de noviembre y que desde entonces nada se sabe de ella, continúan apareciendo diversas hipótesis sobre su paradero.

Responsables de la Policía Nacional encargados de la investigación y la búsqueda de Sandra Bermejo se reunieron este lunes con los familiares de la psicóloga madrileña, para informar de los resultados obtenidos de las batidas realizadas por mar y tierra para tratar de encontrar a la desaparecida. La búsqueda por mal de la desaparecida se ha acabado “totalmente”, según detallas fuentes policiales.

Por su parte, fuentes familiares aseguran el rechazo de sus allegados a la posibilidad de un suicidio o una desaparición voluntaria.

En el espacio televisivo ‘El programa de Ana Rosa’ han recibido la visita del abogado de la familia de la psicóloga, Juan Manuel Medina, que ha recalcado que “francamente tengo muy claro que no fue un suicidio, por la información que tenemos es totalmente descartable que lo fuera”, añadiendo que “como todo en la vida, nada se puede negar, puede existir la posibilidad, pero para mí es clave que a medida que pasan los días no se ha encontrado prácticamente nada”.

Y es que la familia se niega a reconocer que haya podido ser una desaparición voluntaria de la madrileña ya que “tiene muchos planes de futuro” y que acudió al cabo “a pasear como hacía muchas ocasiones y porque dos pacientes le cancelaron la consulta”.

Asimismo, la Policía Nacional prosigue manteniendo abiertas la totalidad de las hipótesis acerca de la desaparición. Y es que en los últimos días, las autoridades han averiguado una camisa cuya talla sería coincidente con la de la psicóloga, suponiendo un avance clave en el caso.

Te puede interesar:


- Te recomendamos -